Cirugía Láser
Operación refractiva LASIK, LASEK, PRK

Láser Schwind Amaris

Láser de última generación – Láser Schwind Amaris

El láser Schwind Amaris es el más avanzado y el mejor valorado por los pacientes. Es el instrumento de cirugía ocular actual con mayor valor intrínseco, su precio es de unos 100.000€ más que el láser Bausch&Lomb de quinta generación. El láser Amaris es capaz de analizar el ojo en 5 dimensiones, actúa a una alta velocidad (500 Hz) y dispone de un rastreador de los movimientos del ojo, entre otras innovaciones. Durante la intervención, garantiza que sea cual sea el movimiento (involuntario) que haga el ojo, el láser lo seguirá. Gracias a los constantes avances científicos, el tiempo de la intervención ha sido reducido de forma significativa, actualmente en 3 o 4 minutos la cirugía habrá concluido.

La frase más común en los quirófanos al finalizar la operación es: ¿Ya está? ¿Esto es todo?Happy Lasik patient

A la hora de realizar una comparación entre distintos modelos del láser excimer, una característica a tener en cuenta es que los láseres más nuevos utilizan puntos de emisión de luz más pequeños. El estroma corneal podrá ser tratado de manera más precisa cuanto más pequeño sea el punto de emisión de luz del láser. Por ejemplo, el punto de emisión de luz del nuevo láser excimer Amaris tiene un tamaño de 0,54 mm comparado con los 0,80 mm del viejo Schwind Esiris.

La velocidad de los láseres existentes varía entre 15-500 Hz, normalmente los láseres más recientes tendrán un ritmo de repetición más alto. El ritmo de repetición del láser determina el números de pulsaciones que se aplican sobre la córnea por segundo y esta frecuencia se expresa en Hertzs (Hz). Por tanto, un láser excimer que sea capaz de emitir más ráfagas de luz por segundo será capaz de vaporizar (mediante la ablación láser) más tejido del estroma corneal en un período de tiempo específico, y consecuente esto resultará en una cirugía más rápida. La velocidad de los láseres más recientes (capaces de alcanzar una velocidad de 500 Hz) es más alta que la de los más antiguos. En la práctica, un láser nuevo (como el Amaris) permite vaporizar 6.5 mm del estroma en menos de 4 segundos, en comparación con los láseres antiguos que tardaban entre 7 y 10 segundos.

Otra consideración a tener en cuenta en relación a la tecnología láser es la reducción del daño termal a la córnea. Durante la cirugía, el alto ritmo de repetición de los nuevos láseres de alta velocidad implica periodos más breves entre las ondas de luz que emite el láser sobre la misma parte del estroma corneal. Lo cual podría incrementar el calor en la córnea demasiado y provocar daño termal. Para ello, el láser Schwind Amaris utiliza un control termal inteligente para reducir el calentamiento de la córnea de manera significativa. El láser garantiza que el área alrededor la cual se aplica el láser esta tapada durante un tiempo, para permitir que la córnea se enfríe.