Cirugía Láser
Operación refractiva LASIK, LASEK, PRK

Primeros días, post-operatorio cirugía PRK

Días 1 y 2

Los primeros días hay que seguir una pauta bastante estricta con los colirios que debemos aplicarnos con el fin de asegurarnos una recuperación óptima. Las lentes de contacto de protección que nos puso el doctor al finalizar la operación (técnica PRK), nos las quitará el mismo entre los 4-7 días posteriores a la intervención, en nuestro primer control post-operatorio. Hasta entonces, esta estrictamente prohibido frotarse los ojos y en el caso que vuestra intervención sea mediante PRK deberéis dormir con una especie de protección (imagen adjunta) para que vuestros ojos no rocen con la almohada ni el colchón.

mascara

Máscara de protección – noches

El primer día podra leer emails y noticias frente a la pantalla del ordenador, pero notará que le cuesta enfocar bien al pasar un rato. Cerrar los ojos alivia las molestias. La alta sensibilidad a la luz persiste. Permanecer en lugares con poca luz los primeros días, y no asustarte si tenemos momentos en los cuales vemos bastante peor, es aconsejable y habitual. Al principio no veremos del todo bien, de forma permanente, y nuestra claridad visual oscilará durante el día. Además, a medida que pasa el día es habitual que veamos peor, nuestra herida esta cicatrizando. Así que no preocuparse, hasta el día 4-5 esta visión borrosa persistirá, aunque ira disminuyendo.

En mi caso no he tenido ningún problema a la hora de dormir, toda la noche sin ninguna molestia. El sol sigue molestando bastante, incluso llevando las gafas de sol. Aconsejo permanecer en un lugar cerrado si le es posible. La verdad es que esperaba que el período de recuperación post-operatorio fuera mucho más molesto y doloroso, ya que me avisaron con anterioridad que mediante la técnica PRK el post-operatorio habitualmente es más doloroso y la recuperación posterior más lenta. Sin embargo, siempre y cuando intentéis evitar el sol durante los primeros días, estaréis bien.

Si trabaja o utiliza un ordenador durante el día, la vista se cansa rápido y notaremos que nos cuesta enfocar las letras pequeñas. La visión a media/larga distancia aún no es excelente, pero ya hay momentos de nitidez que hacen que la operación haya valido la pena. Poco a poco.

Días 3 y 4

A partir del tercer día, leer de cerca no supondrá ningún problema. Eso sí, probablemente tendrá dificultades para leer de lejos, especialmente para enfocar apropiadamente. Hasta el momento, no he sentido excesivo escozor ni picor en los ojos. La sensación más molesta que he experimentado, sería similar a cuando tienes un grano de arena dentro del ojo, en un lugar fijo, de manera temporal. Al mirarte, verás que no hay nada. De forma intermitente, esta sensación desaparecerá y volverá a aparecer en otro lugar del ojo. Después de comentarlo con mi doctor, me comenta que es normal y se debe a que la herida se esta curando y cuando pasa por una zona en la que hay un nervio, el paciente siente esa sensación de malestar o grano de arena. Siempre que notemos molestias o la vista cansada lo ideal es cerrar los ojos durante un rato o echarnos una pequeña siesta.

A partir del cuarto día, la luz ya no molesta mucho, eso si, es buena idea utilizar gafas de sol para salir a la calle. Veo la televisión mucho mejor que antes de la intervención, pese a que aún veo las letras pequeñas bastante borrosas. Para ver series/películas recomiendo verlas a una distancia prudencial y no de cerca (frente a la pantalla del ordenador). He notado que la vista se me cansa mucho menos mirando el televisor a 2 metros de distancia que no la pantalla del ordenador a 60 cm.